Palabras para Julia


Las manos de Stacey Gordon son las manos de Dios.

Esta tarde atravesaba en silencio el Campus. Me gustan esos segundos de calma en los que me dirijo al aula con la cabeza agachada, repasando mentalmente los contenidos de la lección que toca –nunca utilizo presentaciones en Power Point, Dios me libre. A mí me hubiera gustado hablar a mis alumnos de Julia, la pequeña marioneta que desde el capítulo 4715 de Barrio Sésamo (1969 – ), comparte escenario y cámara con el resto de personajes de la serie. Julia es lo más maravilloso que ha ocurrido en el mundo audiovisual de 2017, lo más importante, lo que debería estar en el centro de todo lo que escribimos. No es más que treinta centímetros de tela de colores chillones, gomaespuma, plástico. Pero Julia es el futuro y las manos que mueven sus manos –las manos que accionan los movimientos con los que Julia se relaciona con el mundo, las manos de Stacey Gordon- son las manos de Dios.

Julia, seguro que ustedes ya lo saben, es autista.

(Sigue leyendo en Cine Divergente)

serranoa@uji.es

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *